Das Gold im neuen Altgeist

3. Valjala

Deseosas por el poder del anillo, las hijas del Rin son impelidas a una vida de fervor y descontento. Mientras más se esfuerzan por alcanzar el anillo, más impotentes se hacen para liberarse de su encanto. Con el oro que acumulan, se hacen dioses y construyen una gran ciudad, Valjala. 

Una nueva vida

 

¿Quienes son estas hijas del Rin? Han alcanzado por encima de las aguas de las cuales se formaron. Ya rotos los lazos a sus orígenes, las hijas son libres para llevar una vida independiente. Su nueva vida se manifiesta en sus caras, en su conducta, y en sus esfuerzos. ¿Quienes son? 

El hueso

 

Quiere sentirse bien, ser buena gente y estar en paz con si misma. Ella parece intrigada por sus ideas. Acaso pueda mejorar el mundo, hacerlo un lugar mejor para la gente. El hueso crece. 

R

 

Es una variable. Siempre que trate de definirla, se convierte en otra cosa. Cuanto más cambia, más ganas se le da de saber lo que es y de utilizarla en sus fórmulas para sacar la respuesta. 

Spellbound

 

The victim of the spell has embraced it, unaware of the dark shadow that now controls her. In her inability to escape its grip, she is now its slave. The golden glow has dimmed from her eyes, replaced by a fabricated radiance; the warm red that covered her in her birth has been driven away.

El infinito

 

Los números no corresponden a sus esfuerzos. Su razonamiento, confianza y trabajo duro debe de ascender a más que esto. ¡Incluso ha sacado unos resultados negativos! Se acuerda de una leyenda del oro del río Rin que es infinito, un oro que asciende a más que todo cuando se suma a la nada. Intenta a agarrar el oro con la mano, pero siempre que mire lo que tiene en ella, no ve sino el anillo. 

 

Humana

 

Ella ha vivido los vicisitudes de la experiencia humana, los tiempos de desesperación y los de alegría. Ha llegado a creer que todo padecimiento y toda felicidad conducen a la misma meta, llevándola a nuevas cotas y uniéndola en su compasión con la experiencia común de la humanidad. 

He Took It!

 

The Rhine maidens have not done their duty. Through their flirting with Black-Alberich, they have driven him to steal the gold from the River Rhine, forfeiting the treasure that was theirs to protect. Now they can either join in the curse of Alberich’s forged ring or wait for the return of the gold. 

God Bless

 

She sooths the suffering of others by giving a part of herself. May God richly bless her for her kindness. 

Analysis

 

Grains of sand compose the mighty banks of the Rhine. Their composition is complex, their number unfathomable, their beauty captivating. Let us analyze their structure, measure their number, and capture the essence of their glory. Understand the banks, and we will be ever closer to knowing the secrets of the waters. 

Fortune

 

She is a talented Rhine daughter. Greatly gifted, beautiful, and prosperous. What a future she has! 

Fragile Image

 

She is not happy with this tower either. She will tear it down again. It lacks vision. She needs a mason who can stack the gold better than this. Who can do this for her?

 

OR

 

“This stupid gold doesn’t work; it can’t even stand up to a little wind. I’ve got to make my own. Out of what, nothing, my own head, what do they expect?? Fie ‘pon the foul world!!” 

Embelesada

 

La víctima del hechizo lo ha abrazado, desconociendo la umbría que ya la controla. Se ha convertido en la escalava de lo que la amarra. El brillo dorado de sus ojos se marchita, cediendo a un resplandor artificial, y el rojo cálido que la cubría en su nacimiento ya se le ha alejado. 

The Umbrella

 

It is becoming heavy. The umbrella she had used to shield herself from the light shower is now weighted down, a burden to carry around. Maybe it would have been better to get a little wet. Now all she can do is to continue carrying it. 

  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon